Permisos de trabajo en Andorra - Conozca las condiciones para obtener permiso de residencia pasiva o activa

Si usted es extranjero y está pensando trasladarse a Andorra con una residencia activa, o con permiso de trabajo o bien, con una residencia pasiva no lucrativa, un equipo altamente cualificado de especialistas en la materia, lo guiarán durante todo el proceso. GESTIM, su inmobiliaria de Andorra la Vella, le propone servicios de consultoría y gestoría relacionados con el traslado de la residencia fiscal al Principado.

¿Conozca las condiciones en Andorra para trasladar las residencias pasivas o activas

En Andorra existen dos tipos distintos de residencia y, se puede optar a una u otra, dependiendo del tipo de actividad a desarrollar. Es necesario distinguir entre las residencias activa y pasiva. La primera permite el desarrollo de una actividad laboral o profesional y se puede acceder a ella si se cuenta con un permiso de trabajo. La segunda, por el contrario, es un tipo de residencia no lucrativa, llamada también residencia pasiva, que facilita el derecho a vivir en Andorra sin ejercer ninguna actividad profesional.

Como se sabe, Andorra es un lugar muy atractivo para quienes desean combinar unas cargas impositivas mínimas, con una calidad de vida indiscutible, unos paisajes y un clima de gran atractivo. GESTIM, la Inmobiliaria especialista en residencia fiscal en Andorra pone a su disposición su equipo de expertos que le informarán y le guiarán en todo el proceso de establecer su residencia pasiva o activa en Andorra.

La residencia no lucrativa o residencia pasiva en Andorra

Si está pensando en vivir en Andorra sin trabajar activamente, la residencia sin permiso de trabajo, antiguamente denominada residencia pasiva, es seguramente la mejor opción. El permiso de residencia no lucrativa facilita el derecho a vivir en Andorra sin ejercer ninguna actividad profesional en el territorio.

Existen tres estatutos en Andorra para obtener residencia pasiva sin permiso de trabajo

  • Permiso tipo A: para simplemente instalarse en el país pero sin trabajar. Es ideal para jubilados.
  • Permiso tipo B: Personas económicamente activas, pero que financieramente no dependen de ingresos provenientes del trabajo local.
  • Permiso tipo C: Personas reconocidas internacionalmente como artistas, deportistas…

El mínimo de residencia efectiva en Andorra en el caso de una residencia pasiva debe ser de 90 días por año.

Para obtener la residencia sin permiso de trabajo, debe reunir estos requisitos

  • Depositar una fianza de 50.000€, recuperable y no remunerada;
  • Depositar 7.000€ adicionales por cada miembro de la familia;
  • Disponer de medios económicos suficientes para mantenerse;
  • No presentar antecedentes penales ni judiciales;
  • Adquirir o alquilar una vivienda en Andorra;
  • Ser mayor de 18 años;
  • Estar cubierto socialmente y poseer seguro médico;
  • Comprometerse a residir un mínimo de 90 días al año;
  • Invertir un capital de 350.000€ en forma de depósito bancario, en la compra de un bien inmobiliario o de una inversión en una sociedad andorrana.
  • Demostrar la independencia económica con un nivel de ingresos 4 veces superior al sueldo básico andorrano.

En Andorra, la residencia activa con permiso de trabajo

Antiguamente denominada “residencia activa”, la modalidad de residencia con permiso de trabajo permite tener residencia y trabajar en Andorra o crear una empresa. Para obtenerla, los ciudadanos extranjeros deben cumplir ciertas condiciones y están sujetos a obligaciones dentro del país. Si se cumplen, los nuevos residentes tendrán derecho a la cobertura sanitaria, a la reagrupación familiar y a un servicio de desempleo, en el caso extremo de que se quede sin trabajo o quiera mutar. También podrán gozar de ayudas para formarse en el idioma oficial, el catalán.

Para obtener en Andorra el permiso de residencia activa el candidato debe poseer

  • Un contrato de trabajo en una sociedad andorrana;
  • Crear una empresa con más del 10% de partes sociales;
  • Ser mayor de 18 años;
  • No presentar antecedentes penales ni judiciales;
  • Pasar un examen médico exhaustivo;
  • Comprometerse a residir como mínimo 183 días en Andorra;
  • Instalar su domicilio fiscal en Andorra;
  • Poseer una autorización de Inmigración;
  • Darse de alta en la CASS (Caixa Andorrana de Seguretat Social);
  • Homologar el permiso de conducir ante el Servei de Tràmites de Govern e cambiar la matricula del vehículo en el período máximo de un año.

Como puede constatar, trasladar al Principado de Andorra su residencia activa o pasiva, no es una decisión que se tome a la ligera. Si tiene dudas o necesita cualquier tipo de ayuda al respecto, el equipo de GESTIM, su Inmobiliaria en Andorra, se pone a su disposición para acompañarlo en este proceso.

Top